InicioSALUDTodo lo que necesitas para...

Todo lo que necesitas saber sobre la gastroenteritis en perros

Suscripción gratuita

La gastroenteritis es una afección común en los perros que implica inflamación del estómago y el intestino delgado. Puede causar síntomas como vómitos, diarrea y dolor abdominal. En esta guía completa, exploraremos las causas, los síntomas, el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de la gastroenteritis en perros. Si usted es un padre de mascota preocupado o un profesional veterinario, este artículo le brindará toda la información que necesita para comprender y controlar esta afección de manera efectiva.

Lo que necesita saber sobre la gastroenteritis en perros

1. Comprender la gastroenteritis en perros

¿Qué es la gastroenteritis?

La gastroenteritis se refiere a la inflamación del tracto gastrointestinal, que incluye el estómago y el intestino delgado. Puede ser causada por varios factores, como infecciones, cambios en la dieta, medicamentos y condiciones de salud subyacentes. Los síntomas más comunes de gastroenteritis en perros incluyen vómitos, diarrea, dolor abdominal y letargo. Es esencial identificar y abordar la causa subyacente de la gastroenteritis para brindar el tratamiento adecuado y prevenir complicaciones.

Tipos de gastroenteritis en perros

La gastroenteritis puede manifestarse de diferentes formas, incluida diarrea sola, diarrea con vómitos o vómitos solo (denominada gastritis si la inflamación se limita al estómago). Además, la gastroenteritis se puede clasificar en aguda o crónica, según la duración y la gravedad de los síntomas. La gastroenteritis aguda generalmente se resuelve por sí sola o con tratamiento, mientras que la gastroenteritis crónica persiste durante un período prolongado y requiere un tratamiento continuo.

Síndrome de diarrea hemorrágica aguda (AHDS) / Gastroenteritis hemorrágica (HGE)

El síndrome de diarrea hemorrágica aguda (AHDS), también conocido como gastroenteritis hemorrágica (HGE), es una forma de gastroenteritis grave y potencialmente mortal en perros. Esta afección se caracteriza por diarrea con sangre, vómitos y deshidratación de aparición repentina. Los perros con AHDS requieren atención veterinaria inmediata y cuidados intensivos para prevenir complicaciones y mejorar sus posibilidades de supervivencia. Si sospecha que su perro tiene AHDS, es fundamental que busque atención veterinaria sin demora.

2. Causas de la gastroenteritis en perros

Causas comunes de la gastroenteritis

La gastroenteritis en perros puede tener varias causas e identificar el factor subyacente es esencial para un tratamiento eficaz. Algunas de las causas comunes incluyen:

  • Infecciones: Las infecciones bacterianas, virales, fúngicas o parasitarias pueden desencadenar gastroenteritis en perros. Los culpables comunes incluyen Salmonella, Campylobacter, parvovirus y Giardia.
  • Cambios en la dieta: los cambios bruscos en la dieta, el consumo de alimentos en mal estado o contaminados, o la ingestión de artículos no alimentarios pueden irritar el tracto gastrointestinal y provocar gastroenteritis.
  • Medicamentos y toxinas: Ciertos medicamentos, como los antiinflamatorios no esteroides (AINE) o toxinas como los agentes de limpieza domésticos, pueden causar inflamación y malestar gastrointestinal.
  • Alergias y sensibilidades alimentarias: algunos perros pueden desarrollar gastroenteritis debido a alergias o sensibilidades a ciertos ingredientes de sus alimentos. Los alérgenos comunes incluyen cereales, carne de res, pollo o productos lácteos.
  • Trastornos gastrointestinales: las afecciones gastrointestinales subyacentes, como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), la pancreatitis u obstrucciones intestinales, pueden contribuir al desarrollo de gastroenteritis.

Cuestiones subyacentes y factores contribuyentes

Además de las causas comunes mencionadas anteriormente, varios problemas subyacentes y factores contribuyentes pueden aumentar la susceptibilidad de un perro a la gastroenteritis. Éstas incluyen:

- Anuncio -
  • Sistema inmunológico debilitado: los perros con sistemas inmunológicos comprometidos, como aquellos con problemas de salud preexistentes o que se someten a tratamientos inmunosupresores, son más propensos a sufrir gastroenteritis.
  • Estrés y ansiedad: el estrés emocional, la ansiedad o los cambios en el entorno del perro pueden alterar su sistema digestivo y desencadenar una inflamación gastrointestinal.
  • Predisposición de raza: Ciertas razas de perros, como el Boxer, el Pastor Alemán y el Cavalier King Charles Spaniel, pueden ser más susceptibles a la gastroenteritis que otras.
  • Edad y estado de salud: los cachorros, los perros mayores y los perros con problemas de salud subyacentes son más vulnerables a la gastroenteritis debido a su sistema inmunológico más débil y su menor capacidad para manejar los trastornos gastrointestinales.

Comprender las causas subyacentes y los factores de riesgo asociados con la gastroenteritis en perros es crucial para un diagnóstico y tratamiento eficaces.

3. Reconocer los síntomas de la gastroenteritis

Signos y síntomas de gastroenteritis

La gastroenteritis en perros se caracteriza por una variedad de síntomas que pueden variar en gravedad y duración. Los signos más comunes de gastroenteritis incluyen:

  • Vómitos: los perros con gastroenteritis suelen experimentar episodios de vómitos. El vómito puede contener bilis y puede ocurrir después de comer o beber.
  • Diarrea: la gastroenteritis generalmente provoca diarrea, que puede variar desde heces blandas hasta heces acuosas. En algunos casos, la diarrea puede tener una apariencia sanguinolenta o mucosa.
  • Dolor abdominal: los perros con gastroenteritis pueden presentar signos de malestar abdominal, como sensibilidad al tocarlos o resistencia al manipular el área del estómago.
  • Letargo y reducción del apetito: la gastroenteritis puede hacer que los perros se vuelvan letárgicos, menos activos y pierdan el apetito. Pueden parecer cansados, retraídos o tener menos interés en la comida.
  • Deshidratación: los vómitos y la diarrea prolongados pueden provocar deshidratación en los perros. Los signos de deshidratación incluyen encías secas, ojos hundidos, letargo y elasticidad reducida de la piel.

Cuándo buscar atención veterinaria

Es esencial controlar el estado de su perro y buscar atención veterinaria si nota algún síntoma preocupante o una disminución repentina en su bienestar general. Algunas situaciones que requieren atención veterinaria inmediata incluyen:

  • Vómitos y diarrea persistentes o intensos.
  • Presencia de sangre en el vómito o las heces.
  • Letargo, debilidad o colapso.
  • Signos de dolor o malestar abdominal.
  • Deshidratación o incapacidad para retener líquidos.
  • Condiciones de salud preexistentes o sistema inmunológico comprometido.

La atención veterinaria inmediata puede ayudar a diagnosticar la causa subyacente de la gastroenteritis y brindar el tratamiento adecuado para aliviar los síntomas de su perro y prevenir complicaciones.

4. Diagnóstico de gastroenteritis en perros

Evaluación veterinaria y examen físico.

Cuando lleve a su perro al veterinario por sospecha de gastroenteritis, este comenzará por realizar un examen físico exhaustivo y recopilar un historial médico detallado. Su veterinario le hará preguntas sobre la dieta de su perro, cambios dietéticos recientes, exposición a posibles toxinas y cualquier condición de salud preexistente. Esta información ayudará a guiar el proceso de diagnóstico y determinar las pruebas apropiadas que se realizarán.

Durante el examen físico, su veterinario evaluará el estado general de su perro, buscará signos de deshidratación, palpará el abdomen en busca de sensibilidad o anomalías y registrará los signos vitales como temperatura, frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria. Estos hallazgos proporcionarán pistas importantes sobre las posibles causas y la gravedad de la gastroenteritis.

Pruebas de diagnóstico para gastroenteritis

Para confirmar el diagnóstico de gastroenteritis e identificar la causa subyacente, su veterinario puede recomendar varias pruebas de diagnóstico. Estas pruebas pueden incluir:

  • Análisis fecal: un examen microscópico de las heces de su perro puede ayudar a detectar la presencia de parásitos, bacterias u otros agentes infecciosos.
  • Análisis de sangre: un hemograma completo (CBC) y un panel de química sérica pueden proporcionar información sobre la salud general de su perro, su estado de hidratación y detectar cualquier anomalía que pueda contribuir a la gastroenteritis.
  • Análisis de orina: un análisis de orina puede ayudar a descartar infecciones del tracto urinario u otras anomalías urinarias que puedan estar asociadas con los síntomas gastrointestinales.
  • Imágenes abdominales: se pueden recomendar radiografías o ecografías para evaluar el tracto gastrointestinal en busca de signos de obstrucción, masas anormales u otras anomalías estructurales.
  • Prueba dietética: en algunos casos, su veterinario puede sugerir una prueba dietética para evaluar si las alergias o sensibilidades alimentarias están contribuyendo a la gastroenteritis de su perro. Esto implica alimentar con una dieta hipoalergénica o con proteínas novedosas durante un período específico y monitorear cualquier mejora en los síntomas.

Las pruebas de diagnóstico específicas recomendadas dependerán de la presentación clínica de su perro, su historial médico y la evaluación de la situación por parte del veterinario. Estas pruebas ayudarán a guiar las decisiones de tratamiento y garantizarán un manejo adecuado de la condición de su perro.

Diferenciar el AHDS de otras causas

En los casos en que hay diarrea con sangre, es fundamental diferenciar el síndrome de diarrea hemorrágica aguda (SHA) de otras posibles causas de gastroenteritis. El AHDS es una afección grave y potencialmente mortal que requiere atención médica inmediata. Su veterinario evaluará cuidadosamente los síntomas de su perro, realizará pruebas de diagnóstico y considerará la posibilidad de AHDS si se han descartado otras causas. El diagnóstico y la intervención oportunos son esenciales para mejorar el pronóstico de los perros con AHDS.

5. Opciones de tratamiento para la gastroenteritis

Tratamiento de la gastroenteritis aguda

El enfoque de tratamiento para la gastroenteritis aguda en perros tiene como objetivo aliviar los síntomas, restaurar la hidratación y el equilibrio electrolítico y abordar la causa subyacente. Las opciones de tratamiento pueden incluir:

  • Terapia de fluidos: para combatir la deshidratación, los perros con gastroenteritis aguda pueden requerir fluidoterapia, que puede administrarse por vía oral, subcutánea (debajo de la piel) o intravenosa (IV) según la gravedad de la deshidratación.
  • Medicamentos: Su veterinario puede recetarle medicamentos para controlar los vómitos, reducir la inflamación y aliviar los síntomas gastrointestinales. Estos pueden incluir antieméticos (medicamentos contra los vómitos), medicamentos antidiarreicos y protectores gastrointestinales.
  • Manejo dietético: durante las etapas iniciales del tratamiento, su veterinario puede recomendar suspender los alimentos durante un período breve para permitir que el tracto gastrointestinal descanse. Posteriormente, se puede prescribir una reintroducción gradual de una dieta altamente digerible, baja en grasas y fibra.
  • Antibióticos: si se sospecha o confirma una infección bacteriana, su veterinario puede recetarle antibióticos para ayudar a combatir la infección y reducir la inflamación.

Manejo de la gastroenteritis crónica

La gastroenteritis crónica requiere un tratamiento continuo para controlar los síntomas, prevenir los brotes y mejorar la calidad de vida de su perro. Las opciones de tratamiento para la gastroenteritis crónica pueden incluir:

  • Modificación de la dieta: su veterinario puede recomendar una dieta especializada adaptada a las necesidades dietéticas específicas de su perro. Esto puede implicar una dieta hipoalergénica para abordar las alergias alimentarias o una dieta con mayor digestibilidad para apoyar la salud gastrointestinal.
  • Medicamentos: la gastroenteritis crónica puede requerir medicamentos a largo plazo para controlar los síntomas y la inflamación. Estos pueden incluir medicamentos inmunosupresores, medicamentos antiinflamatorios o medicamentos que regulan las deposiciones.
  • Probióticos y enzimas digestivas: complementar la dieta de su perro con probióticos y enzimas digestivas puede ayudar a restablecer un equilibrio saludable de las bacterias intestinales y mejorar la función digestiva.
  • Monitoreo regular: los perros con gastroenteritis crónica pueden requerir chequeos regulares y un seguimiento de sus síntomas, peso y salud general para garantizar la efectividad del plan de tratamiento y realizar los ajustes necesarios.

Abordar el AHDS como una emergencia médica

El síndrome de diarrea hemorrágica aguda (AHDS) requiere intervención veterinaria y hospitalización inmediata. El tratamiento para el AHDS puede incluir:

  • Líquidos intravenosos: los perros con AHDS a menudo requieren una terapia de líquidos agresiva para corregir la deshidratación y los desequilibrios electrolíticos.
  • Transfusiones de sangre: en casos graves de AHDS, pueden ser necesarias transfusiones de sangre para reemplazar la sangre perdida y mejorar el estado general del perro.
  • Medicamentos: los perros con AHDS pueden recibir medicamentos para controlar los vómitos, reducir la inflamación y brindar cuidados de apoyo.
  • Vigilancia intensiva: los perros con AHDS requieren una estrecha vigilancia de sus signos vitales, equilibrio de líquidos y respuesta al tratamiento. Esto puede implicar análisis de sangre frecuentes y evaluaciones continuas para garantizar el mejor resultado posible.

La atención veterinaria inmediata es crucial para aumentar las posibilidades de supervivencia de los perros con AHDS. Si sospecha que su perro tiene AHDS, comuníquese con su veterinario de inmediato o busque atención veterinaria de emergencia.

6. Recuperación y Manejo de la Gastroenteritis

Atención domiciliaria para casos leves

Para los perros con casos leves de gastroenteritis que no requieren hospitalización, existen varias medidas de cuidados en el hogar que puede tomar para apoyar su recuperación:

  • Siga las recomendaciones de su veterinario en cuanto a dieta y alimentación. Ofrezca comidas pequeñas y frecuentes de una dieta altamente digerible, baja en grasas y fibra. Evite alimentar a su perro con restos de comida o alimentos que puedan irritar aún más su tracto gastrointestinal.
  • Asegúrese de que su perro tenga acceso a agua limpia y fresca en todo momento para evitar la deshidratación. Si su perro no puede retener agua, consulte a su veterinario para conocer opciones alternativas de hidratación.
  • Vigile de cerca los síntomas de su perro y observe cualquier cambio en su comportamiento o condición. Comuníquese con su veterinario si nota algún empeoramiento de los síntomas o si la condición de su perro no mejora dentro del plazo esperado.
  • Crea un ambiente tranquilo y libre de estrés para tu perro. Minimice la exposición a posibles factores estresantes y proporcione una zona de descanso cómoda donde puedan relajarse y recuperarse.
  • Siga las instrucciones de su veterinario con respecto a la administración de medicamentos. Administre los medicamentos según lo prescrito y complete el tratamiento completo. No suspenda los medicamentos sin consultar a su veterinario.

Hospitalización y Cuidados Intensivos para Casos Graves

En casos graves de gastroenteritis, especialmente aquellos que requieren hospitalización, su perro recibirá cuidados intensivos y seguimiento para abordar sus síntomas y estabilizar su condición. La hospitalización puede implicar:

  • Terapia de fluidos intravenosos: Los perros con deshidratación severa o incapacidad para retener líquidos pueden requerir fluidoterapia intravenosa (IV). Este método garantiza una rehidratación rápida y ayuda a restablecer el equilibrio electrolítico.
  • Medicamentos: los perros con síntomas graves pueden recibir medicamentos por vía intravenosa o mediante inyección para controlar los vómitos, reducir la inflamación y aliviar el dolor.
  • Apoyo nutricional: si su perro no puede comer o tiene una disfunción gastrointestinal significativa, es posible que necesite apoyo nutricional, como una sonda de alimentación o nutrición parenteral (alimentación intravenosa).
  • Monitoreo cercano: los perros en el hospital serán monitoreados de cerca por el equipo veterinario, con evaluaciones periódicas de los signos vitales, el estado de hidratación y la respuesta al tratamiento. Se realizarán ajustes al plan de tratamiento según sea necesario.

La hospitalización proporciona los recursos y la experiencia necesarios para controlar los casos graves de gastroenteritis y mejorar las posibilidades de recuperación del perro.

Atención de seguimiento y apoyo nutricional

Después del tratamiento inicial y la estabilización de la gastroenteritis de su perro, la atención y el apoyo continuos serán cruciales para su bienestar a largo plazo. Esto puede implicar:

  • Chequeos veterinarios regulares: programe citas de seguimiento con su veterinario para monitorear el progreso de su perro, evaluar su respuesta al tratamiento y realizar los ajustes necesarios al plan de manejo.
  • Manejo nutricional: su veterinario puede recomendar una dieta específica o suplementos nutricionales para apoyar la salud gastrointestinal de su perro. Siga sus recomendaciones con respecto a la alimentación y las modificaciones dietéticas.
  • Probióticos y enzimas digestivas: su veterinario puede sugerirle incorporar probióticos y enzimas digestivas en la rutina diaria de su perro para promover un microbioma intestinal saludable y optimizar la digestión.
  • Modificaciones ambientales: realice los cambios necesarios en el entorno de su perro para minimizar el estrés y reducir el riesgo de trastornos gastrointestinales. Proporcione un ambiente tranquilo, seguro y predecible para que su perro se desarrolle.

La atención y el apoyo continuos son esenciales para controlar la gastroenteritis crónica y prevenir futuros brotes. La comunicación regular con su veterinario ayudará a garantizar el bienestar continuo de su perro.

7. Prevención de la gastroenteritis en perros

Nutrición y dieta adecuadas

Una dieta equilibrada y adecuada es fundamental para prevenir la gastroenteritis en perros. Considere los siguientes consejos para promover la salud gastrointestinal:

  • Elija una dieta de alta calidad: opte por un alimento para perros de alta calidad que satisfaga las necesidades nutricionales específicas de su perro. Busque dietas que sean fácilmente digeribles, formuladas para la salud digestiva y libres de alérgenos potenciales.
  • Transiciones graduales en la dieta: cuando haga la transición a una nueva dieta, hágalo gradualmente durante varios días para permitir que el sistema digestivo de su perro se adapte. Los cambios repentinos en la dieta pueden provocar malestar gastrointestinal.
  • Evite los restos de la mesa y las posibles toxinas: absténgase de alimentar a su perro con restos de la mesa o alimentos que se sabe que son tóxicos para los perros. Muchos alimentos para humanos pueden causar malestar gastrointestinal o incluso poner en peligro la vida de los perros.
  • Alergias y sensibilidades alimentarias: si su perro tiene alergias o sensibilidades alimentarias conocidas, trabaje en estrecha colaboración con su veterinario para identificar y eliminar los ingredientes problemáticos de su dieta.

Medidas de higiene y saneamiento

Mantener prácticas adecuadas de higiene y saneamiento puede ayudar a prevenir infecciones gastrointestinales y reducir el riesgo de gastroenteritis. Considere estas medidas:

  • Limpie los tazones de comida y agua: lave los tazones de comida y agua de su perro con regularidad con agua caliente y jabón para eliminar cualquier bacteria o residuo que pueda contribuir al malestar gastrointestinal.
  • Manipulación segura de alimentos: al manipular alimentos crudos o preparar las comidas de su perro, siga los protocolos adecuados de seguridad alimentaria para evitar la contaminación cruzada y la propagación de bacterias dañinas.
  • Eliminación de desechos: recoja y elimine los excrementos de su perro de manera rápida y responsable. Esto ayuda a prevenir la propagación de parásitos y bacterias que pueden causar infecciones gastrointestinales.
  • Ambiente de vida limpio: Mantenga un ambiente de vida limpio para su perro, incluida la limpieza regular de su ropa de cama, juguetes y áreas de estar. Esto ayuda a minimizar la exposición a posibles patógenos.

Vacunas y atención médica preventiva

Mantener a tu perro al día con las vacunas y las medidas sanitarias preventivas es fundamental para prevenir la gastroenteritis causada por agentes infecciosos. Trabaje en estrecha colaboración con su veterinario para desarrollar un plan integral de atención médica preventiva que incluya:

  • Vacunas básicas: asegúrese de que su perro reciba todas las vacunas básicas recomendadas, incluidas las que protegen contra el parvovirus, el moquillo y otras enfermedades infecciosas.
  • Prevención de parásitos: siga un programa de prevención de parásitos durante todo el año para proteger a su perro de parásitos intestinales como lombrices intestinales, anquilostomas y Giardia. La desparasitación periódica y los medicamentos preventivos son esenciales.
  • Chequeos veterinarios regulares: programe visitas de bienestar de rutina con su veterinario para controlar la salud general de su perro, abordar cualquier inquietud con prontitud y recibir la atención preventiva adecuada.

Al implementar una nutrición, prácticas de higiene y medidas sanitarias preventivas adecuadas, puede reducir significativamente el riesgo de gastroenteritis en su perro y promover su bienestar general.

8. Preguntas frecuentes sobre la gastroenteritis en perros

Tratamiento casero para la gastroenteritis

Si bien los casos leves de gastroenteritis a veces se pueden tratar en casa, es fundamental consultar con su veterinario antes de intentar cualquier tratamiento casero. Su veterinario le brindará recomendaciones específicas basadas en la condición y el historial médico de su perro. Las medidas de atención domiciliaria pueden incluir modificaciones dietéticas, fluidoterapia y cuidados de apoyo. Sin embargo, es fundamental vigilar de cerca a su perro y buscar atención veterinaria si su condición empeora o no mejora.

Contagio y potencial zoonótico

Algunas causas de gastroenteritis en perros, como las infecciones bacterianas, pueden ser contagiosas para los humanos. Es importante practicar una buena higiene y saneamiento al manipular los excrementos de su perro o interactuar con ellos durante un episodio de gastroenteritis. Lávese bien las manos después de limpiar los excrementos de su perro y evite el contacto directo con su vómito o diarrea. Si experimenta algún síntoma gastrointestinal después del contacto con su perro, busque atención médica e informe a su proveedor de atención médica sobre la posible exposición.

Pronóstico y perspectivas a largo plazo

El pronóstico para perros con gastroenteritis varía según la causa subyacente, la gravedad de los síntomas y el momento oportuno de la intervención. En muchos casos, con el tratamiento y manejo adecuados, los perros pueden recuperarse completamente de la gastroenteritis. Sin embargo, la gastroenteritis crónica puede requerir atención y seguimiento continuos. Es importante trabajar estrechamente con su veterinario para desarrollar un plan de manejo a largo plazo que optimice la calidad de vida de su perro y minimice el riesgo de futuros brotes.

9. Conclusión

La gastroenteritis es una afección común y a menudo manejable en los perros. Al comprender las causas, reconocer los síntomas, buscar atención veterinaria inmediata e implementar el tratamiento y las medidas preventivas adecuadas, podrá controlar eficazmente la gastroenteritis y mejorar el bienestar general de su perro. Recuerde consultar con su veterinario para obtener orientación y apoyo personalizados durante el proceso de recuperación de su perro. Con el cuidado y la atención adecuados, puedes ayudar a tu amigo peludo a superar la gastroenteritis y disfrutar de una vida sana y feliz.

Escriba palabras clave para buscar

- ANUNCIO -

Más popular

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa su nombre aquí

articulos populares

¿Pueden los perros comer brócoli? Una guía completa para dueños de perros

¿Pueden los perros comer brócoli? Como dueño de un perro, es posible que te hayas preguntado si es seguro compartir tus vegetales favoritos con tu amigo peludo. En particular, es posible que sienta curiosidad por el brócoli y si los perros pueden disfrutar de esta nutritiva verdura verde. Bueno, la buena noticia es que los perros pueden comer brócoli con moderación. En esta guía completa, exploraremos los beneficios y los riesgos potenciales de alimentar a los perros con brócoli, cuánto pueden consumir de manera segura y las mejores formas de prepararlo. Entonces, profundicemos y aprendamos más sobre cómo incorporar esta golosina saludable en la dieta de su perro.

Cáncer de testículo en perros: causas, signos y tratamiento

El cáncer testicular es una afección relativamente común en perros machos intactos. El tratamiento principal para los tumores testiculares es la extirpación quirúrgica de los testículos afectados, conocida como castración.

Los beneficios de criar niños y perros juntos: una guía para padres

¿Criar niños y perros juntos? Como padre, es posible que haya experimentado las solicitudes persistentes de su hijo de un amigo peludo.

- ANUNCIO -

Lee ahora

Estornudo inverso en perros: causas, síntomas y tratamiento

El estornudo inverso, también conocido como respiración paroxística, es un reflejo respiratorio común que puede ocurrir en los perros. A menudo se confunde con una afección más grave, lo que genera preocupación entre los dueños de mascotas.

Qué hacer cuando las encías de su perro están pálidas: una guía completa

Las encías pálidas en los perros pueden ser un síntoma de diversas afecciones subyacentes. Hay dos razones principales por las que palidece: mala perfusión (reducción del flujo sanguíneo a las encías) o anemia (bajo recuento de glóbulos rojos).

¿Pueden los perros comer maíz? Una guía completa para dueños de perros

¿Pueden los perros comer maíz? Como dueño de un perro, es posible que se pregunte si es seguro compartir algunos de sus alimentos favoritos de verano, como el maíz, con su amigo peludo. Si bien es importante tener cuidado con lo que le das de comer a tu perro.

La guía definitiva para elegir y usar suplementos de aceite de pescado para perros

Los suplementos de aceite de pescado para perros han ganado popularidad en los últimos años por sus posibles beneficios para la salud en humanos. Pero, ¿sabías que estos suplementos también pueden proporcionar numerosos beneficios para nuestros amigos peludos? En esta guía completa, exploraremos el mundo de los suplementos de aceite de pescado para perros.

Formas naturales de reducir el babeo excesivo del perro: consejos para un cachorro seco y cómodo

Babear es un comportamiento común en los perros, pero el babeo excesivo puede ser motivo de preocupación. Si tu amigo peludo deja charcos de baba dondequiera que vaya, es hora de abordar el problema.

¿Por qué a los perros les encanta masticar calcetines?

Para un perro, los calcetines no son sólo una prenda común y corriente; son un recipiente que lleva tu aroma. El sentido del olfato de tu perro es increíblemente poderoso y tu olor desencadena una cascada de emociones y sensaciones positivas en su cerebro.

Los perros que viven más tiempo: un olfato para la longevidad

Los perros no son sólo nuestros fieles compañeros; también son miembros queridos de nuestras familias. Como dueños de mascotas, queremos que nuestros amigos peludos vivan una vida larga y saludable. Pero ¿alguna vez te has preguntado qué razas de perros tienen la esperanza de vida más larga? Estudios recientes han arrojado luz sobre esto...

Consejos para el adiestramiento de cachorros para nuevos propietarios

Traer un nuevo cachorro a casa es una experiencia emocionante y alegre. Sin embargo, también conlleva sus desafíos. Como nuevo propietario, es posible que te sientas abrumado e inseguro de cómo cuidar y entrenar adecuadamente a tu amigo peludo. ¡Pero no temas! En este completo...

¿Pueden los perros comer higos? Lo que se debe y lo que no se debe hacer

Los perros son conocidos por su naturaleza curiosa, especialmente cuando se trata de comida. Como dueño responsable de un perro, es importante elegir alimentos que sean seguros y saludables para su amigo peludo.

¿Pueden los perros comer pepinos? Una guía completa para padres de mascotas

¿Pueden los perros comer piel de pepino? Como padre responsable de una mascota, siempre querrás asegurarte de que tu amigo peludo obtenga la mejor nutrición posible. Y con los pepinos ganando popularidad como refrigerio saludable para los humanos.

Hacer que la comida seca para perros sea más atractiva: 7 consejos para tentar a tu perro

Muchos dueños de perros enfrentan este desafío en algún momento de la vida de su mascota. La comida seca para perros, también conocida como croquetas, es popular debido a su conveniencia, asequibilidad y larga vida útil.

La guía definitiva sobre juguetes resistentes para perros

Cuando se trata de nuestros amigos peludos, solo queremos lo mejor. Los perros aportan alegría, compañía y entretenimiento sin fin a nuestras vidas, por lo que es justo que les proporcionemos juguetes duraderos y atractivos. En esta guía completa, exploraremos el mundo de lo accidentado...